Visitas

sábado, 11 de agosto de 2012

Responsabilidad patrimonial del regulador bancario: el caso Bankia

Bankia, chuches envenenadas
http://www.cremadescalvosotelo.com/media/489296/legal_action_against_bank_of_spain_already_sseing_results_claims_lawyer.pdf

3 comentarios:

Miguel Minguet Medina dijo...

Querido Alberto:

Me ha encantado tu artículo, como siempre. Creo que el debate se puede llevar más allá, "en cascada".

La sensación de impunidad del regulador, ante su ausencia o desinterés, lleva a los regulados o controlados al desmán, sabiendo que no tiene consecuencias.

Y así ¿Dónde estaba el Banco de España cuando las entidades de crédito "colocaron" productos tan complejos como los "SWAPS" a particulares? ¿Dónde cuando comercializaron "las preferentes"?.

Y ante esa falta de control, las entidades de crédito (aunque no todas), antes un referente de solvencia y seriedad, se han convertido en un compañero de viaje necesario, pero del que tienes que desconfiar, hasta el extremo de la letra pequeña (cuando no pequeñísima) de sus pólizas.

Y, al final, el desamparado, el olvidado el desprotegido es el particular que, además de pagar con su dinero (a través de sus impuestos) la mala gestión bancaria (a cambio de poco o nada), tiene que afrontar los perjuicios particulares que le ocasionen, bien la compra de acciones, bien la suscripción de pólizas de alto riesgo, que fueron vendidas como productos seguros y de uso común.

Un abrazo.

Miguel Minguet

Miguel Minguet Medina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alberto Ruiz Ojeda dijo...

Gracias, Miguel, por la valoración de mi artículo. Quedan muchos episodios por conocer de esta historia algo truculenta y algo surrealista y, por supuesto, los desenlaces últimos y la suerte final de unos y otros tardará en verse. Pero podemos ser protagonistas, normalmente modestos, de toda esta opereta y participar, incluso, en la escritura del guión.